Imagen

Yo no quería ser yo.
Me esforcé por vivir la vida de la gente a mi alrededor,
de sentir sus problemas como míos,
de resolver asuntos que nunca me pertenecieron.

Jamás quise ser yo mismo.
Decidí imitar lo que los demás hacían,
hablar acerca de lo que el resto deseaba escuchar…
haciendo eco a palabras huecas.

Nunca decidí ser yo,
permití que otros opinaran por mi,
que alguien más me mostrara el camino a seguir,
sobreviviendo siempre con una venda en los ojos.

En ningún momento me a atreví a ser único.
No levantaba la voz por miedo;
ni siquiera dije que amaba,
por temor a ser diferente al resto de la gente.

Siempre que caminé, fui alcanzado y sobrepasado.
Las pocas veces que peleé, fue para caer derrotado…
me aterraban las alturas.
En este instante yo querría, no haber sido yo mismo.