Encontré en tus ojos la razón para desear tu vuelta,
esos mismos ojos que tanto había extrañado.
En ellos encuentro la paz, el recuerdo de tu realidad,
quedo atrapado en ellos cada vez que les miro tan cerca de mi.

Alguna vez me pregunté,
que sería de ese brillo en tu mirada,
en qué lugar se habría extraviado…
e imploraba que encontraran el camino de vuelta.

Te necesitaba aquí, sin importar lo sucedido.
Necesitaba sentirte cerca.
Supe que te necesitaba al segundo siguiente
en que dejé de tener tus ojos frente a mí.