Paisaje BW

Los recuerdos son en blanco y negro. Supongo que es normal. No he consultado con amigos o familia algo al respecto.

Siempre ha sido así para mí, por lo que para nada me resulta asombrosa tal afirmación. Veo lugares y personas en mi mente, tan solo de manera monocromática.

Como yo lo conservo en mi cabeza, un amanecer, resulta igual que un atardecer; sin importar que estos sean en la playa más remota o la montaña más alta.

El brillo de las estrellas es tan monótono como un viaje sin acompañante. Tan solo puedo distinguir los cambios de intensidad en su luz, eso es lo que queda grabado en mi memoria.

La única diferencia entre una gallina y un canario en mis recuerdos, es el tamaño de cada uno de ellos.

Diversas tonalidades de gris existen en los ojos de la gente que ha pasado por mi vida. Eso es lo que veo en mis sueños solamente.

Los árboles y flores a la orilla de los caminos andados, el color de las mariposas, las hojas muertas sobre el suelo y aquellas vivas del follaje, todos, son una tosca mezcla de claro oscuros.

Por eso es que nunca me distraigo mucho tiempo, trayendo acá, todos mis recuerdos.