luna-llena

Estoy seguro que tú eres esa Luna,

aquella que vaga a solas por la noche,

la que brilla intentando ahuyentar las sombras,

la que alimenta pasión en tantos corazones.

.

Sé que tu eres ella,

porque nada me hipnotiza igual,

solo la piel de la Luna,

puede ser tan brillante y blanca.

.

Acariciar tu mano es aproximarme a las estrellas,

besarla y sentirla cerca de mi piel,

es cómo mirar desde lo lejos al mundo entero…

sin lugar, sin tiempo.

.

Por eso ahora,

cuando llegue esa noche de Luna llena,

afrontaré el temor de perderte y tener que conformarme,

con mirarte pasear, a lo lejos en mi cielo…