Levanto la vista al cielo buscando encontrarte,

pues mi interior dice, que podría ser,

escondida entre las estrellas te encuentres.

.

Levanto la vista al cielo,

deseo encontrarte allí,

iluminándolo todo con tu sonrisa.

.

Tengo la vista puesta en el cielo

y no hay estrella que brille tanto como tus ojos,

ninguna podría ser cómo tú por más que lo intentara.

.

Bajo mi vista de vuelta a la Tierra,

encuentro tu rostro frente a mi, toda tú aquí…

nunca jamás levantaré la vista al cielo.

Nunca.