¿Puedes sentirlo?

Ese vacío nuevamente invadiendo tu interior.

Ese deseo intenso de ganarlo todo,

o dejarte ir al abismo perdiendo en absoluto.

¿Vuelves tus pasos a sitios donde reina el silencio?

¿Recorres el viejo camino a casa deseando que no tenga fin?

Soñando en nunca volver,

iniciar de nuevo… o no intentarlo tal vez.

Resurges solo para volver a caer.

Renaces para no vivir con intensidad.

Corres, con el único fin de volver al sitio donde todo empezó,

donde todo termina de la misma manera.

Niegas las voces en tu interior.

¿Puedes sentirlo?

¿Tu verdadero yo intentando liberarse en tu mente?

Luchando por hacerte desaparecer y conseguir lo que tanto temes.

Desearías no sentir.

Preferirías la comodidad de un frío rincon,

esperando la hora en que todo termine,

sin ánimo, sin tener que ser. Solo obscuridad.